Respeto

El otro día pude ver el camino de otra persona; pude ver a alguien en busca de su felicidad.
Pude ver sus dudas, pude ver su técnica, su plan.
El otro día pude ver señales que le impedían la tranquilidad de obrar correctamente.
¿Era real lo que le estaba sucediendo? Yo diría que sí.
Los demonios le espantaron, demonios que en mi opinión no fueron casuales precisamente. De hecho escuche lo que le hicieron retroceder.
Vi mis recuerdos en esa persona en un solo instante, y vi a otras impedirle su avance, como si no fuera digno de recibir lo que él pretendía.
Yo me limitaba a observar, sabia en que se estaban basando. Pero también sabía que estaban exagerando, que se estaban dejando llevar por una primera impresión. En comparación con los demás claro.
Vi como otras personas y algunas muy cercanas jugaban con su techo de cristal.
Si yo quisiera de un plumazo podría facilitarle las cosas. La pregunta es si yo me arriesgaría a ello.
Cuando alguien está seguro de algo sencillamente actúa si esta desde una posición de consciencia superior. Si usas el bien o el mal ya depende de la personalidad de cada uno.

El más feliz de los hombres es el que produce la dicha del mayor número de otros hombres. (Denis Diderot)

Y no a la inversa.
El caso es que vivimos en un mundo en el que nadie es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

Para Denis Diderot, las ciencias naturales no se distinguirían por buscar un por qué, sino por encontrar soluciones a través de responder al cómo.

Si ser diferente es un delito, yo colocare mis cadenas (Oscar Wilde)

De activista a buscavidas…

Reubicando el Estado moderno:
Gobernabilidad y la historia de las ideas políticas.
Historizando la política.
De la analítica del poder a la historia de la gobernabilidad.
Des–institucionalizando el Estado.
La historia de la gobernabilidad vs. la historia de las ideas políticas.
La “nueva” historia de las ideas políticas.
Conclusión: Politizando la historia   (Martin Saar)

El político difícilmente puede valorar un dinero que no ha producido, que ni siquiera le ha requerido el esfuerzo de la recaudación. No se consigue robando a los ricos, sino ofreciendo libertad para que los pobres puedan desarrollarse.

Las pruebas realizadas a individuos relativamente poco comunes son las siguientes: Paranoia, negación, esquizofrenia, y el síndrome del mundo mezquino.

Fin del rompecabezas.

Vencer a un monje Shaolin… ¡hecho!

Si Dios tiene un plan para ti te mantendrá a salvo, si no que Dios te bendiga…

Nuri al-Said trató de huir de Irak vistiendo ropas femeninas pero fue descubierto por los golpistas. Arrestado, al-Said fue asesinado casi de inmediato por sus captores el mismo 15 de julio, pero horas después su cadáver fue robado por las masas de Bagdad, que lo arrastraron por las calles, hasta quemarlo y mutilarlo.

¿Cuánto tiempo puede vivir un leproso? Dios lo dispone…

El hombre en busca de sentido por Viktor Frankl:

  1. Primera fase: Internamiento en el campo. “Traslados a otro campo”, aunque todos sabían que el destino era la cámara de gas. “Los prisioneros tienen que desnudarse totalmente, solo pueden conservar los zapatos”. Lo desesperado de la situación les hacía pensar a la mayoría en “lanzarse contra la alambrada”, el método de suicidio más popular.
  2. Segunda fase: La vida en el campo. La segunda fase se caracteriza por la apatía, una especie de muerte emocional, seguida de una repugnancia por toda la fealdad que les rodeaba. Las personas capaces de ello resistieron mejor en el campo, al aislarse del entorno y retrotraerse a su vida anterior. Cita a Dostoyevski: “Solo temo una cosa: no ser digno de mis sufrimientos”. “Tenemos que aprender por nosotros mismos y después enseñar a los desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros”.
  3. Tercera fase: Después de la liberación. “Al estado de ansiedad anterior siguió una relajación total. Pero se equivocaría quien pensase que nos volvimos locos de alegría”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *