Escuela Capítulo 23

Tres libros llegue a coleccionar de Arte; Velazquez, Van Gogh y Miguel Angel por este mismo orden:

Una acusación de sus enemigos hizo poner sus bienes bajo secuestro con el pretexto de un fraude a la Corona en el ejercicio de sus funciones. Una investigación demostró después su inocencia. Su biógrafo Palomino alude a dichas acusaciones diciendo “Aún después de muerto le perseguía la envidia, de suerte que habían intentado algunos malévolos destituirle de la gracia de un Soberano, con algunas calumnias siniestramente impuestas, fue necesario que Don Gaspar de Fuensalida, por amigo, por testamentario y por oficio de gnefier, satisfaciese algunos cargos en audiencia particular con su Majestad, asegurandole la ficelidad y la legalidad de Velazquez y la rectitud de proceder en todo, a lo cuál su Majestrad respondió: Creo muy bien todo lo que decís de Velazquez porque era bien entendido”. _Texto recogido de Las Meninas 1656.

Van Gogh tomó en alquiler la Casa Amarilla de Arles cuando esperaba la llegada de Gauguin, con la esperanza de que pudiese convertirse en el “estudio del sur”. El cuadro es una especie de sinfonía en amarillo, el color más amado por Van Gogh en este período, símbolo del sol del sur de Francia.

(“El juez es condenado cuando el culpable es absuelto.”) Publilio Siro

Los artistas flamencos del Siglo XVII dan prueba de su habilidad en el juego de sus apariencias, nos dice Velazquez. Con lo cuál aquellos que nos llaman flamencos es porque ejercen de ese modo. Si nos odian que al menos lo hagan con razón.

“Aunque nadie lo dice entre lo opaco y lo transparente suele haber una valla sútil, llamada ser humano”. (Mario Benedetti)

El gran rival de Miguel Angel no fue Leonardo sino Rafael. Pintaba los frescos del Vaticano, los techos del Papa. Y a casi todos desnudos, interesante los de la capilla Six-Tina. Una de sus obras, la entrada de los condenados en el Infierno; donde espera una banda de demonios, algunos diabólicamente cumplidores en su trabajo y otros dedicados a hacer gestos y muecas a los espectadores. La tumba de Julio II lleva una poética de lo inacabado; en el Siglo XIX se prefirieron los esclavos inacabados de la tumba de Julio II.

(El concierto)

En Las ranas, Aristófanes muestra a Caronte escupiendo insultos sobre la gente obesa. Viene a huevo un chiste que vi en la TV de nuestro querido Arturo Valls adorador de caballos y no de burros: Ella decía _Gordaaaa! y la otra supuestamente contestaba _Sí como un tapia.

Tu eres un maestro y tienes muchos alumnos; si tienes fijación por uno de ellos aprenderá en función a tus intenciones sobre él. Si no le deseas el bien pues que Dios lo ayude.

Uno puede ser como quiera estando solo pero si en un Free-back no coincide el relato interno con el externo para mí esa persona no es de fiar. Si estando contigo inicia un ataque sin razón tampoco. Porque si esa persona ve algo que no le agrade de ti tratara de disimularlo y si para disimularlo pierde en exceso el control pues es señal de que a ti no te ha dado valor alguno.

La tumba de Julio II una de las piezas más famosas es la de Moisés; Miguel Angel golpeo con su martillo la rodilla derecha de la imágen gritando “¡Ahora, habla!”.

Mientras unos siguen la doctrina de Moisés otros son seducidos por la de San Pablo; de la Fé a las obras. (Por eso nos esforzamos por nuestros sueños, porque la tenemos y creemos en nuestros hechos).

Moisés lejos de ponerse celoso por el don que otros han recibido como él, más bien se alegra por ello. Pero el cuándo se enfrenta con los escandalosos, no duda en hablar enérgicamente y decir que les valiera más verse sumergidos en lo profundo del mar con una pesada piedra al cuello.

Ustedes los mandarines de la tortura, los distribuidores del castigo, los que se cebaron en el prójimo indefenso. ¿Cómo pueden soportarse en el insomnio, regocijarse en el cariño de su madre?. Lo más asqueroso de su cochina memoria es su imitación de vida. (Mario Benedetti)

Y sin embargo quien seriamos nosotros sin ellos, que con un poco de suerte distribuyen lo mejor de nuestras memorias y realizan el cambio esperado en el mundo que todos habitamos.

Acabar una obra es acabar con ella. _ Picasso

Rafael le dijo a Miguel Angel que se olvidara de la tumba de Julio II y se ocupara de la Capilla Sixtina (con la esperanza de que excediera sus competencias y quedara en ridículo).

Evolución significa revolución, y revolución significa la guerra y crearse enemigos.

En el (“Puente del cambio”) sobre el Sena los cambistas tenían sus bancos. Jesús realizo un milagro y por eso creyeron en el: “El no se fiaba de ellos pues los conocía a todos”.

Expulsión de los mercaderes:

Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones. _ Isaias 56,7

Pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones. _Jeremias 7.11

Y así fue como por fin esas almas pudieron descansar, cada uno justifico sus fechorías a su manera, con su forma de hacer y de pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *