El mal Capítulo 17

Cariátides:

Se tratan de figuras femeninas esculpidas en columnas.

Durante las Guerras Médicas, sus habitantes fueron exterminados por los otros griegos, sus mujeres fueron convertidas en esclavas y condenadas a llevar las más pesadas cargas.

“Si nos dejamos domesticar podemos acabar llorando”. El Principito.

Se las esculpe a ellas, en lugar de columnas típicamente griegas, para que estén condenadas durante toda la eternidad a aguantar el peso del templo.

Ramón Gómez de la Serna, escribió que quería para su muerte que «lloraran todas las cariátides de la ciudad».

En España tenemos el palacio del Marqués de Casa-Irujo (vecino al palacio Buenavista).

«Todo lo que se le ocurría lo escribía, todo lo que escribía lo publicaba y todo lo que publicaba lo regalaba, porque sus libros apenas se vendían». Ramón Gómez de la Serna

Fuente: Wikipedia

En definitiva:

Veo que mucha gente se está lucrando con o hacen artículos en base a cosas que yo escribo, algunos para favorecer y otros para hacerme el hoyo mucho más hondo.

Se atreven con críticas sobre lo que aquí digo, cuando gran parte de mis palabras ya están dichas en Internet; libros, etc.

Yo lo único que he hecho ha sido ordenarlo en base a mis experiencias y emociones.

La pregunta sería ¿Quién soy yo para que te esfuerces tanto en querer destruir mis cosas? Tú me estás dando ese valor, de eso no tengo la menor duda.

“No obedecemos a nuestros padres porque sus tradiciones han emvejecido”. Reportaje de la 2

Abogados, publicitas, políticos, empresarios, alcaldes. Que algunos les he caído mejor y a otros obviamente peor. Impresionante que yo deba luchar contra unos complejos que nunca tuve por escucharlos o por leerlos, para descubrir que no es la calidad de tus estudios lo que habla de ti sino la oportunidad que te ofrecen para hacerte ver, y que me nombres en tus pensamientos hace probablemente que yo te nombre en los míos. Al fin y al cabo todos mis textos van compulsados con la firma de sus autores.

Que más real que ser consciente de todas mis virtudes, y que sé que me faltan unas cuantas, como a todo el mundo. Pero las que tengo me parecen suficientes.

Tal vez el año que viene tenga unas pocas más. Y yo no vendo libros, solo me he ocupado de existir como cualquier hijo de vecino. Tal vez ese fue mi mayor error, bailar con verdadera pasión y no para el espectador.

¿Quien podía creerse que alguien puede ser completamente feliz en una habitación? Cualquier enemigo tiene victoria sobre mi desde esta situación, eso ya lo sabía. Sin embargo…

“Los golpes reiterados no han hecho mas que fortalecer mis convicciones”. Reportaje de la 2

A mi nadie me va a cantar la “Feria” como dice Arturo Valls.

Puedo asegurar y aseguro que hace falta mucha altura de miras para cumplir tus sueños y no sólo educación.

Resultados:

No me gusta nada, nada, nada y nada la Seguridad de Internet; en vez de potenciar lo positivo de ti, visibilizan lo negativo.

Si potencias lo positivo esta criminalidad se va reduciendo paulatinamente. no podia ser mi historia de otra manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *